Zlatan Ibrahimovic

Zlatan Ibrahimovic
Nacimiento: October 3, 1981 en Malmö, Provincia de Escania, Suecia

Nacido un 3 de octubre de 1981 en Suecia, Ibrahimovic es hijo de una croata y de un bosnio musulmán. Vivían en barrio de inmigrantes. Vendría una época dura para Ibrahmovic. No sólo tenia problemas marcando goles, sino que su equipo tambien descendía de categoría, y Zlatan no se encontraba en optimas condiciones fisicas y pensó en dejar el fútbol para irse a trabajar al muelle. Afortunadamente todos estos episodios se tornaron fortalezas en su vida, y sus condiciones naturales estaban por salir a luz. Llegó el día esperado, el Ajax lo contrató por 9 millones de euros. En Holanda entreno y mejoro sus condiciones físicas, su cuerpo terminó de formarse, otorgándole unas condiciones inigualables. Italia iniciaría la transición de Zlatan, El Calcio llevó a Ibrahimovic al Inter, hasta que conocio a José Mourinho. Repleto de confianza y con su ego en el punto más alto de su carrera, llegaba por fin la explosión goleadora, 25 tantos. Cuando parecía que al fin levantaría el campeonato de Europa con el Inter, Zlatan Ibrahimovic fue contratado por el Barcelona, 50 millones de euros más el pase de Samuel Eto’o, tasado en 20 millones. El sueco viajaba hacia el mayor reto de su carrera. El mejor equipo del mundo. Una de las colectividades más potentes de la historia. En un fútbol meramente posicional, donde la agitación y el libre albedrío ya estaban asignados, Zlatan se ahogaba. No entendía el funcionamiento de la máquina, ni a su conductor, Josep Guardiola. A tal punto era su enemistad con el extécnico de Barcelona que un día llamó a su representante y le anunció: “Sácame de aquí, que si me quedo voy a terminar golpeando a Guardiola frente a la prensa”. Evidentemente su técnica no causaba fascinación. El sueño mutó a pesadilla. Ibrahimovic regresaba a Milán, luego que el propio presidente del Barcelona, Alexandre Rosell, reconociera que venderlo fue el peor negocio de su vida. Tras una temporada que seguía punto por punto las directrices pasadas llegó el giro inesperado. Indiscutiblemente, la temporada 2011/2012 fue, contra todo pronóstico, la mejor en su carrera. Actualmente es París el destino del sueco, precisamente el PSG, donde recibe un sueldo de 13 millones de euros, el mejor pago para una liga que hoy ni siquiera tiene identidad, algo que suena ideal para él. Se estima cierta incompatibilidad con el igualmente limitado Pastore. Zlatan nació con un don para la pelota que no correspondía a su estatura. Sus pies han sido gatos imposibles de atrapar para sus rivales  

Top 5 Celebs de la semana